El calcetín de Tàpies

LA LARGA GESTACIÓN DE LA OBRA DE TÀPIES CALCETÍN

En el año 1991 se estaban haciendo unas complicadas y costosas obras de reformas en el MNAC: tenían que estar a punto para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona´ 92.

La arquitecta italiana Gae Aulenti, una de las estrellas de la arquitectura internacional del momento, fue la encargada de la reforma.

Decidió que aquel gran Salón Oval del Palau Nacional, como el resto del edificio de un eclecticismo trasnochado, necesitaba una pieza contemporánea de impacto que diera “un signo de vida” a su inmenso espacio.

Contactó con Antoni Tàpies y este se lo tomó con mucha ilusión y propuso el proyecto de un calcetín, un elemento cotidiano que él sublimaba de manera artística. Un humilde calcetín mediante el que se propone la meditación, “con él quiero representar la importancia del orden cósmico de las cosas pequeñas”.

 01

El mero proyecto de esta escultura desencadenó un fuerte debate mediático, social y político. Fue tal el revuelo, que incluso produjo una crisis, en el seno del patronato del MNAC, llegando a dividirse en dos partes iguales, respecto a los criterios.

El presidente del patronato, entonces Pere Duran Farell, se acobardó y pidió el dictamen de las dos instituciones que conformaban el consorcio, la Generalitat (en manos de CiU) y el Ayuntamiento de Barcelona (en manos del PSC). La primera se opuso y la segunda lo defendió.

Cuando Ramón Guardans sucedió a Duran Farell en el patronato zanjó el tema, oponiéndose y rechazando el proyecto. La escultura Calcetín no se llevo a término para los Juegos Olímpicos de Barcelona´92.

Pasaron los años y la Fundació Antoni Tàpies empezó un proceso de reformas para su mejora realizada por Ábalos + Sentkiewicz Arquitectos.

La Fundació cerró las puertas al público desde enero de 2008 hasta marzo de 2010, para llevar a cabo la reforma de la sede, con la finalidad, en primer lugar, de cumplir la normativa de incendios, de evacuación y de accesibilidad para personas con movilidad reducida.

Además, se realizo una remodelación de los espacios de exposición orientada a recuperar el carácter industrial del edificio original.

La reforma supuso la recuperación de la segunda planta del museo (donde se encontraban las oficinas) para uso público, con el fin de disponer de nuevos espacios que permitan mejorar la oferta de actividades y servicios museísticos (actividades pedagógicas, espacio de archivo y documentación, salas de usos diversos, etc.).

Disponemos de un enlace, con un video muy interesante, del programa de TV3 Icones, dedicado a la arquitectura; en este episodio en concreto se habla del edificio donde se aloja la Fundació Antoni Tàpies, ubicada en el antiguo edificio modernista de 1885 perteneciente, a la prestigiosa imprenta Montaner i Simón; el diseño es de Domènech  y Montaner. Su duración es de 27minutos. El arquitecto Iñaki Ábalos, responsable de su última reforma, nos habla en primera persona sobre la actuación realizada en el edificio. Los idiomas son catalán y  castellano. http://vimeo.com/56635174

02 La reapertura al público el 2 de marzo de 2010 se festeja con dos actos: el primero, una nueva exposición titulada Antoni Tàpies. Los lugares del Arte.

03

La exposición de reapertura de la Fundació se centra sobre todo en las obras que Tàpies ha creado a lo largo de los últimos veinte años. Obras que se abren camino desde su luz interior y la memoria del gesto: una trayectoria de más de sesenta y cinco años de trabajo ininterrumpido que le han permitido, en la madurez, seguir creando unas imágenes poderosas e imbuidas todavía de magia, expresividad y rebeldía.

Aun así, la exposición se inicia con una obra del verano de 1945, cuando el aprendiz de pintor se cuestiona la función social del arte y las motivaciones del artista, y se plantea todo tipo de dudas existenciales.

04

 La exposición incluye también, de la colección privada de Tàpies, una selección de obras que abarca desde el arte egipcio antiguo hasta el arte moderno occidental, desde objetos rituales hasta libros científicos.

Podéis ver un pequeño vídeo de la exposición Antoni Tàpies. Los lugares del Arte en el siguiente enlace (el vídeo tiene una duración aproximada de 1,30 minutos):

http://cultura.elpais.com/cultura/2010/03/03/videos/1267570802_870215.html

También podéis ver otro vídeo de la misma temática, esta vez realizado por la Vanguardia Digital (su duración es de 2,18 minutos). Su enlace es:

http://www.lavanguardia.com/cultura/20120206/54250715964/antoni-tapies-compromiso-puente.html

A parte de la exposición en sí, la reinauguración tendrá un broche espectacular pues el proyecto del Calcetín se ha materializado por fin.

El Calcetín se dio a construir al taller de Pere Casanovas, en Mataró, que ya colaboró para fabricar, entre otras piezas Núvol i cadira (1989), que como sabéis decora la fachada de la Fundació.

05

En su taller, se monto la estructura reticular de acero inoxidable, que le da forma. Sobre ella y en su interior se situó una malla metálica, que después se pintó de blanco para darle el aspecto de un calcetín de punto, parecido al de la maqueta.

Un día antes de la inauguración, el pintor subió a la terraza de su Fundació para supervisar los últimos trabajos de la obra Calcetín. Tàpies bromeó con los operarios y les preguntó: “¿Ustedes llevan calcetines?”.

06

Dieciocho años después se retomó el proyecto, que ha pasado del original de 18 metros de altura, a una versión reducida de 2,75 metros.

Es accesible en su interior, contrariamente a lo que Tàpies pretendía en el diseño original de su obra, para su ubicación en el MNAC. Pero por fin Tàpies pudo parir después de este largo periodo de gestación su polémico y controvertido Calcetín para disfrute de todos.

Recibid un cordial saludo de vuestro compañero y amigo, Raúl.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *