7a sessió Miró. L’escala de l’evasió.

Buenos días querid@s amig@s. Bienvenid@s una vez más a la sesión de hoy.

 Esta es la 7ª sesión del Seminario – Taller Miró. La escalera de la evasión.

 Organizada por la asociación (sin animo de lucro) SUSOESPAI Creació i Salut Mental.

 Con la sesión de hoy, cerramos este Seminario – Taller, aunque dispondremos de una sesión más, la 8ª para acabar de finalizar aquellos trabajos que quedaron a medias de terminar.

 Como siempre son las 10:00 (AM) y nos encontramos todos en las puertas del SUSO esperando impacientes para iniciar la sesión de hoy (que dará continuidad a la de la semana pasada).

 La sesión práctica de hoy consistirá en lo siguiente:

 Seguiremos los pasos creativos de Joan Miró y continuaremos trabajando con los cuadros quemados.

 En esta ocasión las zonas quemadas y sus huecos nos servirán para crear zonas de vacío, como en sus cuadros.

 Miró decidió que en la exposición en el Gran Palais de París donde se exponían debían estar suspendidos del techo, para que la gente pudiera verlos por delante y por detrás y pudiera mira por las ventanas que nos ofrecen las zonas quemadas.

 En este proceso creativo quemaremos los soportes, es decir las cartulinas.

 

 En la imagen vemos como el fuego da formas sinuosas a nuestro soporte.

Aquí vemos la cartulina quemada y preparada para intervenir artísticamente sobre ella. día de hoy utilizaremos cuerdas de todo tipo, grosores, materiales y colores.

Para jugar con ellas en la superficie de la cartulina quemada, al igual que Miró lo hace en una de sus obras.

 “Mujer circundada por revuelo de pájaros en la noche” de 1968, se trata de acrílico sobre lona de dimensiones 3,36 x 3,36 m. Como aprecias por sus dimensiones, se trata de un gran formato.

 Esta obra está  pintada sobre un improvisado lienzo, que en realidad es una gran lona, que se utilizaba para la vendimia. Esta se encuentra tensada por cuerdas que se utilizaban para fijar las lonas a los carros.

 Para nuestro ejercicio utilizaremos las cuerdas, para por ejemplo pasarlas através de los orificios quemados o coser sobre la cartulina.

 En la fotografía vemos como nuestra compañera ha realizado un gran cosido con la cuerda sobre su cartulina quemada.

 En la Serie de  “Telas quemadas” realizadas por Joan Miró, también podemos ver las huellas de los zapatos del artista impresas en los lienzos.

 Este detalle también lo haremos nuestro y lo imitaremos, para ello, trabajaremos la impresión sobre nuestras cartulinas.

 Para ello, utilizaremos papeles de acetato (papel de plástico transparente, semirígido) que llenaremos de pintura. Por una de sus caras lo giraremos y lo colocaremos sobre la cartulina. Presionaremos la superficie del acetato para transferir las formas que previamente habíamos dibujado en ellos.

 En la imagen vemos a nuestra compañera pintar sobre el acetato para imprimir sobre la cartulina.

En la fotografía vemos como nuestra compañera transfiere mediante el ejercicio de presión sobre el acetato los colores y figuras sobre la cartulina quemada.

Posteriormente a la transferencia retiraremos el acetato con delicadeza para no emborronar el resultado final.

 Con esta transferencia obtendremos un efecto imprevisible en cuanto a su resultado final y unos efectos muy ricos en texturas.

Después de aplicar estas modificaciones sobre nuestro soporte y de haber utilizado la técnica de impresión. Si queremos podemos seguir interviniendo en la obra o podemos dejarla tal cual.

En el caso de nuestra compañera ella ha optado por seguir pintando sobre la cartulina.

En la imagen superior podemos ver la obra de nuestra compañera finalizada.

NOTA: En la fase de quemado de la cartulina la hemos realizamos con sumo cuidado de no quemarnos para ello disponemos de guantes ignífugos, gafas protectoras, extintor y botiquín.

 IMPORTANTE: No lo hagáis en casa si no estáis acompañados de una persona mayor y si no disponéis de todos los utensilios de protección junto con el extintor y el botiquín correspondiente.

 Después de terminar nuestras obras, como siempre las pondremos en común en presencia del grupo.

 

 Y de esta manera damos por finalizada la parte práctica de esta sesión. 

 A continuación nos dirigimos a la Fundació Joan Miró para seguir visitando (desde el punto en el que dejamos la visita la semana pasada) la exposición Miró. La escalera de la evasión.

Pero antes de continuar con la visita os hago entrega de la última etapa de la biografía de Miró desde 1974 a 1983, que es el año de su fallecimiento.

 Biografía de Joan Miró (continuación).

 1974

 Enero: Instalación de Oiseau Lunaire en la Place Robert Desnos, París, cerca de su estudio de los años veinte en la rue Blomet. Es galardonado con la Legion d´honneur.

 9 de febrero: Firma obras para su exposición en el Grand Palais, París, incluidos los trípticos Fuegos artificiales y La esperanza del condenado a muerte.

 Mayo – octubre: La gran retrospectiva en el Gran Palais, París, se contempla en el Musée d´Art Moderne de la Ville de París.

 1975

 10 DE JUNIO: Se inaugura extraoficialmente la Fundació Joan Miró, Centre d´estudis d´Art Contemporani, Barcelona

 1976

 Inauguración oficial de la Fundació Joan Miró; Barcelona.

 Miró y Joan Gardy Artigas crean un mosaico para el Pla de l´Os en la Rambla de Barcelona.

 1977

 Miró colabora con el grupo de teatro La Claca en Morí el Merma, en Sant Esteve de Palautordera.

 1978

 Primavera – verano: Estreno de Mori el Merma en Palma, Barcelona y otros lugares, inclusive en la inauguración de la escultura monumental Pareja de enamorados de los juegos de flores de almendro, en el barrio de la Défense de París.

 Mayo – julio: Su retrospectiva en el Museo Español de Arte Contemporáneo, Madrid, coincide con el galardón de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

 1979

 Es nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Barcelona.

 1980

 Octubre: El Rey Juan Carlos I le concede la Medalla de Oro de las Bellas Artes Españolas.

 1981

 7 de marzo: Se firma el acta de donación de los talleres del artista en Palma a favor de la Fundació Pilar i Joan Miró de Mallorca.

 1983

 Abril: Grandes celebraciones en Barcelona para conmemorar el 90 Aniversario del artista.

 25 de diciembre: Fallece Joan Miró. Dos días más tarde se celebra un funeral en Palma de Mallorca.

29 de diciembre: Miró es enterrado en el cementerio de Montjuïc de Barcelona.

Después de este trocito de biografía empezaremos la visita a la exposición.

Recordad que esta colocada de forma cronológica y que la retomamos en el mismo punto en el que la habíamos dejado la semana anterior.

Las obras que veremos hoy serán:

“Fuegos artificiales I, II, III” 9 de febrero de 1974

 Cada uno de los tres paneles de Fuegos artificiales está definido por una pintura negra de distinta opacidad, que Miró lanza una y otra vez contra las telas con grandes movimientos arqueados. Como resultado, en las trazas negativas de los fuegos artificiales, las manchas negras registran tanto la dirección del movimiento como la fuerza de la gravedad. La interacción entre estas dos fuerzas establece las relaciones entre los paneles verticales. Visceral y excitante, el tríptico alude a la rebeldía creciente contra el agonizante régimen franquista que animaba los círculos intelectuales españoles.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Fuegos artificiales I; II; III” realizada por el pintor en el año 1974.

NOTA: Podréis ver las obras originales consultando en cualquier catalogo del pintor Joan Miró.

“Cabeza” 1940-1 de marzo de 1974

 En 1940, Miró empieza una pequeña composición en la que una figura gesticula frenéticamente. En 1974, después de treinta y cinco años de dictadura franquista, vuelve a retomar esta tela, que se encontraba entre las que había dejado inacabadas cuando la Segunda Guerra Mundial lo había obligado a abandonar Francia. La figura, dibujada con precisión, casi se aniquila completamente bajo una enorme cabeza con un único ojo de color rojo, que reta al observador a mirar detenidamente en la impenetrable negrura, como si se erigiera en un símbolo de los años de oscuridad. La mano, todavía gesticulante, es quizá un resto esperanzador de los últimos días de la República.

Reinterpretación hecha utilizando barras de colores pasteles y difuminándolas pertenece a la obra “Cabeza” 1940/1941 – 1974.

NOTA: Podréis ver el original en cualquier libro de arte que esté incluida la obra pictórica completa de Joan Miró.

“Su Majestad el Rey, Su Majestad la Reina, Su Alteza el Príncipe” 1974

 

 Las Majestades de Miró establecen asociaciones con figuras totémicas, hallazgos arqueológicos, fetiches tribales y objetos utilitarios. Las tres figuras de esta familia Real, de factura tosca, están hechas con materiales cotidianos, como piezas viejas de madera que habían sido herramientas del mundo rural. Sus formas alargadas son radicales en su simplicidad, humildes en su materialidad e inestables en su construcción, y reafirman la oposición de Miró a la falsa sofisticación de la sociedad moderna.

 

Reinterpretación hecha con pastel difuminado partiendo de la fotografía de las tres esculturas tituladas “Su Majestad el Rey, Su Majestad la Reina, su Alteza el Príncipe”  realizadas las tres en el año 1974.

NOTA: Podréis disfrutar de las imágenes originales de estas tres esculturas buscándolas en cualquiera de los muchos catálogos de las distintas exposiciones que realizó.

Estas son las obras con las que concluye la exposición Miró. La escalera de la evasión.

Deseo que hayáis disfrutado de la sesión de hoy tanto como yo y os emplazo para la semana que viene, a la hora de siempre y delante de las puertas del SUSO, me despido de tod@s vosotr@s.

 Un saludo muy cordial de vuestro compañero y amigo. Raúl

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *