5a sessió Miró. L’escala de l’evasió

Hola querid@s amig@s!   Un día más con vosotros para disfrutar de la

5ª Sesión del Seminario – Taller: “Miro. La escalera de la evasión”

Que organiza la asociación (sin animo de lucro) SUSOESPAI Creació i Salut Mental

Como sabéis hemos quedado todos en las puertas del SUSO, son las 10:00 (AM) y estamos todos preparados para ir al aula y empezar la primera parte de la actividad, pensada para la sesión de hoy.

El ejercicio propuesto hoy es el siguiente:

Volviendo a inspirarnos, en la cartulina donde habíamos pegado trozos de papel de periódico, y que habíamos utilizado para crear imágenes pictóricas espontáneas.

Intentaremos hoy crear una nueva obra artística, (esta será la segunda). De esta manera, crearemos una pequeña serie de dos o tres obras (según vuestra rapidez), a semejanza de la forma de trabajar de Joan Miró en sus Series “Constelaciones” o su “Serie Barcelona”.

Así podremos ver la evolución de nuestro trabajo, teniendo como origen las mismas figuras creativas iniciales.

Para hacer vuestras creaciones artísticas, sabéis como siempre que podéis utilizar cualquiera de los medios de los que disponemos para pintar, también podréis utilizar varios creando así una obra de técnica mixta, y también podéis utilizar distintos materiales para la elaboración de un collage.

A continuación os enseñamos mediante fotos el proceso creativo de una obra y las tres últimas fotos corresponden a la serie creada por un compañero nuestro.

 (Primeros trazos de lo que será el dibujo).

 (Empieza a crearse la obra a partir del esquema básico). 

(La obra se empieza a llenar de color  – como habéis visto ha utilizado solo esta utilizando rotuladores para su creación -).

(La obra a punto de ser finalizada).

(Detalle del dibujo terminado de nuestro compañero).

A continuación os mostramos una de las muchas series  creadas por nuestros compañeros.

Esta compuesta por tres obras, que parten de la primera (que es el recurso creativo como el que utilizaba Miró). Y que evolucionan de forma dinámica en tres obras, como podréis ver mas abajo.

(Recurso creativo).

(Primera obra creativa).

(Segunda obra creativa).

(Tercera obra creativa).

Después de terminar las obras las expondremos y las pondremos en común junto a nuestros compañeros.

Una vez acabada la parte práctica, nos dirigimos a la Fundació Joan Miró para continuar visitando la exposición “Miró. La escalera de la evasión”.

Pero antes de empezar con la visita, continuaremos con un avance más, de la biografía de Joan Miró, concretamente la de los años que corresponden a la etapa de las obras que veremos hoy, que como todos sabréis están colocadas por orden cronológico y que van desde el año 1945 a 1960.

Biografía Joan Miró (continuación):

1945 – 9 de enero-3 de febrero: Se exhiben las Constelaciones en la Pierre Matisse Gallery,  Nueva York, con gran éxito. – Enero-julio: Permanece en Barcelona, donde regresa tras veranear en Mont-Roig.

1946 – Enero-julio: En Barcelona. – Julio-octubre: Veranea en Mont-Roig.

1947 – Febrero-octubre: Viaja por primera vez a estados Unidos, reside en Nueva York pero visita Cincinnati (donde realiza un mural para el Terrace Plaza Hotel). Conoce a Jackson Pollock, Arshile Gorky, Clement Greenberg, Peggy Guggenheim y Louise Bourgeois, entre otros. Thomas Bouchard le filma pintando.

1948 – 18 de febrero: Primer viaje a París en ocho años.

1949 – 26 de junio: Viaje a París. – 22 de diciembre: Su estancia en Mallorca se ve interrumpida por la muerte de un tío de Miró.

1950 – 25 de junio: Visita su exposición individual en la Galerie Maeght, París. – Walter Gropius le encarga un mural para la Universidad de Harward.

1951 – Octubre-noviembre: Calder – Miró, Contemporany Arts Association, Huston.

1952 – Marzo: le causa gran impresión la exposición de Jackson Pollock en el Studio Paul Facchetti, París.

1953 – Enero – mayo: En Barcelona, a la espera de su exposición individual en la Galerie Maeght, París.

1954 – 25 de febrero: Miró realiza sus primeras cerámicas en colaboración con Llorens Artigas en Gallifa. – 19 de junio: Es galardonado con el Gran Premio de Grabado de la Bienal de Venecia.

1955 – Se concentra en la cerámica y la obra grafica.

1956 – Enero – mayo: Miró y Artigas trabajan para un encargo de la Unesco en París. – Septiembre: Se instala en su nuevo estudio de Son Abrines en Palma, diseñado por Sert. Esto le obliga a revisar obras almacenadas durante varios años.

1957 – Marzo: Visita las pinturas prehistóricas de las cuevas de Altamira.

1958 – Abril – mayo: Termina los murales de cerámica de la UNESCO que se inauguran en la sede de la organización en París el 3 de noviembre.

1959 – 18 de marzo – 10 de mayo: Segunda retrospectiva en el Museum of Modern Art, Nueva York, organizada por James Thall Soby. – Mayo: Recibe el Premio Internacional Guggenheim de manos del Presidente Eisenhower. Inspecciona los daños al mural de la Universidad de Harvard.

1960 – Junio: El embajador de Estados Unidos en España le nombra miembro Honorífico de la American Academy and Institute of Arts and Letters. – Trabaja con Artigas y su hijo, Joan Gardy Artigas, en un mural de cerámica para reemplazar la pintura mural de la Universidad de Harward.

A continuación os hacemos una pequeña descripción de las obras que hemos visto hoy en la exposición.

“Mujer soñando con la evasión” 19 de febrero de 1945

Hacia mediados de los años cuarenta y tras un período de auto revisión, Miró regresa de nuevo a la pintura sobre tela propagando el lenguaje de signos que había establecido con las Constelaciones y consolidado  en la Serie Barcelona. La “escalera de la evasión” sigue siendo un elemento recurrente en su obra. Aquí, una mujer en primer término, dotada de los signos que la distinguen, alarga el cuello con el deseo de alcanzar la escalera que ha de conectarla con el mundo celeste.

“El despertar de Madame Bou-Bou al alba” 1939- 29 de abril de 1960

Esta pintura, igual que Autorretrato, es una de las obras que quedan en depósito en París antes de que Miró  abandone Francia. No podrá concluirlas hasta disponer de su nuevo taller en Palma de Mallorca, en 1960. En El despertar de Madame Bou-Bou al alba, el titulo, que Miró decide en el momento de rehacer la tela, indica una asociación con Père Ubu y su esposa, protagonistas de la obra satírica Ubu Roi de Alfred Jarry. Estos grotescos personajes inspiran a miró en varios momentos de su trayectoria.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “El despertar de Madame Bou – Bou al alba”  realizada por el pintor en dos fases 1939 – 1960.

NOTA: Podéis ver la obra original en cualquiera de los muchos catálogos editados en las diferentes exposiciones de Joan Miró.

“Autorretrato” 1937/1938 – 23 de febrero de 1960

Miró remarcó que esta obra era un “ajuste, una síntesis” y no dos telas separadas, una encima de otra. Para el Autorretrato original de 1937-1938 utiliza el espejo de aumento que usaba para afeitarse y poder así observar su rostro con el máximo detalle. Reacio a entregarla a su marchante Pierre Mattisse, encarga una copia para seguir  trabajando en ella. Sobre esta copia Miró concluirá su retrato en 1960. La combinación de distintos estilos indica una redefinición de su identidad entre estas décadas y expresa continuidad y supervivencia.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Autorretrato” 1937/1938 – 1960.

NOTA: Podréis ver el original en cualquier  buen libro de arte relacionado con la  amplia y dilatada obra de Joan Miró.

“Azul I, II, III “ 4 de mayo de 1961

El tríptico Azul I, II, III representa una nueva etapa en la pintura de Miró, no solo por la utilización de grandes formatos, sino también por su concepción y materialización. Con el deseo de alcanzar lo universal, abandona su vocabulario de signos y circunscribe el hecho plástico al cromatismo y al gesto. Son obras de concepción lenta, no tanto por el tiempo que dedica a pintarlas como la dificultad que encuentra para expresar lo que quiere conseguir. “He necesitado un enorme esfuerzo, una gran tensión interior para llegar al despojamiento deseado”, dice Miró. El artista equipara estas obras a las pinturas meditativas o contemplativas.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la fotografía que contiene el tríptico “Azul I, II, III” pintados por Joan Miró en el año 1961

NOTA: Podréis ver la fotografía original de los cuadros de Joan Miró, en cualquiera de sus muchos catálogos que recogen su obra, a lo largo de su dilatada carrera artística.

“Mensaje de amigo” 12 de abril de 1964

De modo deliberado, Miró no acaba de dejar clara la identidad de las formas de esta pintura. Poco después de finalizarla, compara la forma negra central con una nube y a la vez una ballena. Sin embargo, los esbozos preliminares demuestran que surgió a partir de una flecha que había dibujado en un sobre el escultor Alexander Calder, el amigo del título. Hacia los años sesenta, Miró es reconocido internacionalmente como uno de los artistas más influyentes de su generación. A su vez asimila las innovaciones pictóricas que vienen de fuera de España. El formato de esta tela puede ser una respuesta al expresionismo abstracto norteamericano.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Mensaje de amigo” que data del año 1962.

NOTA: Podréis ver la obra original del cuadro en cualquier catalogo de los muchos que hay editados sobre el pintor catalán Joan Miró.

“Pintura sobre fondo blanco para la celda de un solitario I, II, III” 20, 21 y 22 de mayo de 1968

Este tríptico, protagonizado solamente por una simple línea que atraviesa la superficie blanca de las telas y que se repliega antes de llegar a sus extremos, es sin duda el más austero de todos los que pinta Miró. La pureza y la simplificación de esta línea, realizada no de un solo trazo sino con pinceladas sueltas e irregulares, puede expresar el sentimiento de soledad de un prisionero, de un hombre que espera la muerte, pero también el recogimiento de la vida retirada del artista. En un artículo coetáneo a esta pintura, Miró declara: “Para mí, conquistar la libertad es conquistar la sencillez. Entonces, al final, con una línea, con un color basta para hacer el cuadro”.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Pintura sobre fondo blanco para la celda de un solitario I” del año 1968.

NOTA: Podréis ver el original en cualquier libro de arte relacionado con la obra de Joan Miró.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Pintura sobre fondo blanco para la celda de un solitario III” del año 1968.

NOTA: Podréis ver el cuadro original de Joan Miró en cualquiera de sus muchos catálogos y libros especializados que recogen su prolifera obra.

Y de esta manera finalizamos por hoy la visita a la exposición, “Miró. La escalera de la evasión”.

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo de esta sesión, nos despedimos hasta la próxima semana de vosotr@s con un fuerte abrazo.

Un saludo cordial a tod@s, de vuestro compañero y amigo, Raúl.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *