4a sessió Miró. L’escala de l’evasió

Empezamos el día de hoy con la 4ª Sesión del Seminario – Taller  Miró. La escalera de la evasión.

Como ya sabéis estas actividades están organizadas por la asociación (sin animo de lucro) SUSOESPAI Creació i Salut Mental.

Como siempre, nos encontramos todos en las puertas del edificio donde se encuentran las aulas del SUSO.

Son las 10:00 (AM) y nos disponemos a empezar la parte creativa de la sesión de hoy.

Hoy imitaremos una de las formas lúdicas de trabajar de Joan Miró.

Él recortaba trozos de periódico de diferentes formas, hacía una composición de manera azarosa y ese era el punto inicial de su trabajo. Después de inspirarse. Empezaba a pintar de forma muy elaborada y minuciosa.

Nosotros actuaremos de forma parecida:

1º.- Se nos reparte una hoja de diario y unas tijeras a cada uno. De forma rápida tendremos que recortar distintas formas sobre el diario sin buscar fotos ni nada en especial.

2º.- Posteriormente los juntaremos con los de la pareja que se nos ha asignado previamente, y podremos intercambiárnoslos todos, algunos o ninguno. (Pero es más divertido coger algunos que no hayamos recortado nosotros).

3º.- Una vez que tenemos  las figuras de papel de diario recortadas, sobre una cartulina blanca  distribuiremos de forma aleatoria las figuras por su superficie, y las pegaremos sobre ella (no tenemos porque engancharlas todas, si no queremos).

4º.- Una vez terminado el tercer paso. Mostraremos las cartulinas a nuestros compañeros y si a dos personas les apetece pueden intercambiar su cartulina por la de su compañero (esto lo hace más lúdico y divertido).

5º.- Una vez que tenemos la cartulina definitiva, utilizando lápices, rotuladores negros de punta media y gruesa. Esbozaremos aquello que nos sugieren las formas. También podemos utilizar algún que otro rotulador de color para definir alguna zona. Pero la idea es solo hacer un esbozo.

6º.- Una vez que tenemos el esbozo del dibujo sugerido por las formas recortadas del periódico y pegadas sobre la cartulina.

Sobre otra cartulina blanca esta vez con pinturas guache realizaremos el dibujo final, que no necesariamente se tiene que ceñir al esbozo de nuestra cartulina  

En las imágenes vemos primero el esbozo inicial y abajo la obra acabada (el esbozo esta vez nos ha servido como inspiración.

Después de  terminar nuestras obras y ponerlas en común entre todos los compañeros.

Nos trasladaremos a las instalaciones de la Fundació Joan Miró. Donde empezaremos la segunda parte de la sesión, continuaremos viendo los cuadros de la exposición, que como ya sabéis están colocados en orden cronológico. Pero antes os contaremos algo más sobre la interesante biografía de Miró en esta etapa.

Biografia de Joan Miró (continuación):

1938 – Enero-julio: Realiza grabados con Roger Lacourrière y S.W. Hayter. – Marzo: Completa su Autorretrato I – 4-28 de mayo: Exposición individual en la Mayor Gallery, Londres. – Verano: Vacaciones en Varengeville-sur-Mer en Normandía y en Cassis, en el sur de Francia. – 24 de noviembre-7 de diciembre: Exposición individual, Galerie Pierre, París.

1939 – Enero-julio: Vive y trabaja en el boulevard Auguste Blanqui, París. – Agosto: Alquila una casa, Clos de Sansonnets, en Varengeville, donde permanece hasta mayo de 1940. George Braque y el arquitecto Paul Nelson son sus vecinos; Calder y otros le visitan.

1940 – 21 de enero: Completa la primera de las Constelaciones: La salida del sol. La escalera de la evasión le sigue el 31 de enero. – 14 de mayo: Completa Bailarinas acróbatas, la décima Constelación. Amenazados por la invasión alemana de Francia, Miró y su esposa deciden regresar a España (20 de mayo). Tras un tiempo de espera en Perpiñán a principios de junio, pasan a España pero evitan Barcelona, instalándose a finales de julio en casa de la familia Juncosa en Palma de Mallorca. – 4 de septiembre: Finaliza El canto del ruiseñor a media noche y la lluvia matinal, undécima Constelación y la primera de la diez que realizara en Palma.

1941 – Junio-octubre: Regresa a Mont-Roig  por primera vez desde 1936. Allí termina las Constelaciones e inicia la Serie Barcelona. – 18 de noviembre: Primera gran retrospectiva de la obra de Miró en el Museum of Modern Art, Nueva York, organizada por James Johnson Sweeney.

1942 – Finales de Febrero: Regresa a Barcelona para visitar a su madre enferma. – Octubre: Tras veranear en Mont-Roig, Miró se instala en Barcelona.

1943 –  Enero-junio: Vive y trabaja en el piso familiar del Passatge del Crèdit 4, Barcelona.

1944 – 27 de mayo: Fallece la madre de Miró, Dolors. – Julio: Envía las Constelaciones y la Serie Barcelona a Nueva York.

Después de estas pinceladas de la biografía de Miró, empezaremos a ver la exposición en el punto en el que la dejamos la semana pasada.

“Naturaleza muerta del zapato viejo” 24 de enero-29 de mayo de 1937.

 Ejecutada en París a principios del 1937, Naturaleza muerta del zapato viejo capta la creación de Miró ante la Guerra  Civil. El retorno al realismo le parece necesario y, de hecho, en aquel momento Miró escribe: “Quiero que se sostenga al lado de una buena naturaleza muerta de Velázquez”. En la década de 1950 reconocerá que en esta pintura “había símbolos trágicos de la época, sin yo saberlo; la tragedia de un miserable mendrugo de pan y un zapato viejo, con una manzana atravesada por un cuchillo cruel y una botella, como una casa en llamas que extendía el incendio por toda la superficie”.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “naturaleza muerta del zapato viejo” fechada en el año 1937.

 NOTA: Podréis ver la obra original en cualquier  buen catalogo de Joan Miró.

“Aidez L´Espagne” 1937.

Destinado a ser vendido como sello para ayudar a la causa republicana, Aidez l´Espagne (Ayudad a España) se reproducirá finalmente en porchoir y será encartado en la revista Cahiers d´art. Miró inscribe esta frase: “En la batalla actual, veo en el bando fascista las fuerzas caducas y en el otro bando el pueblo cuyas inmensas fuerzas creadoras darán a España un impulso que sorprenderá al mundo”.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Aidez l´Espagne” en el año 1937.

NOTA: Podréis ver el original en cualquier libro de arte relacionado con la extensa obra de Joan Miró.

“Mujer en rebelión” 1938.

Como sucede en El segador, la imagen de esta mujer monumental empuñando una hoz nos remite a su título. Sin embargo, en este caso el artista elige la figura de una mujer desnuda, que corre despavorida por un pueblo en llamas, para mostrar el tormento que le infunde la guerra. La deformación a la que se somete a esta figura, intensificada por la colaboración del fondo y la inmensa pierna en forma de falo que atraviesa horizontalmente la superficie del cuadro, es una clara muestra de este sentimiento de malestar.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Mujer en rebelión” que data del año 1938.

NOTA: Podréis ver el cuadro original de Joan Miró en cualquiera de sus muchos catálogos que recogen su prolífica obra.

“El vuelo del pájaro sobre la llanura III” Julio de 1939

Miró realiza la serie El vuelo del pájaro sobre la llanura en el verano de 1939. Franco había proclamado el final de la Guerra Civil el 1 de abril, pero ahora la amenaza de la guerra se cierne por toda Europa. En un esbozo para esta serie, realizado en un recorte de periódico con el titular de una noticia sobre una exhibición de la aviación francesa, inglesa y alemana, despierta la angustia de Miró, que recuerda los ataques aéreos que había sufrido el pueblo español. La imagen del vuelo de un pájaro, aunque aparentemente inocente, podría asociarse con la de un bombardero y es una premonición de lo que iba a suceder con la inminente declaración de la Segunda Guerra Mundial.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “El vuelo del pájaro sobre la llanura III”  sobre el año1939.

NOTA: Podéis ver la obra original en cualquier catalogo o libro de Joan Miró.

Pintura-poema (“Una estrella acaricia el pecho de una negra”) Abril de 1938.

Cuando se exilia a París en los primeros momentos de la Guerra Civil española, Miró empieza a escribir poemas breves en sus cuadernos de notas. La inscripción lírica de esta pintura pertenece a un poema de noviembre de 1936:

“Une étoile caresse le sein d´une négresse

un escargot lèche mille nichons

d´où jaillit le pipi bleu du paper-roi

ainsi soit-il”

 

“Una estrella acaricia el pecho de una negra

un caracol lame mil pechos

de los que brota la orina azul del papa-rey

que así sea”

La sexualidad terrenal caracteriza las primeras descripciones de Miró de la vida en el campo, y esta “escalera de la evasión” también puede sugerir un distanciamiento de las crudas realidades del mundo.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Pintura –  poema (Una estrella acaricia el pecho de una negra)” pintada el año1938.

NOTA: Podréis ver el original en cualquier libro de arte relacionado con la obra de Joan Miró.

“El amanecer” 21 de enero de 1940.

Las Constelaciones tipifican la tendencia contrapuesta de Miró hacia el compromiso político y hacia la evasión creativa. El estallido de la Segunda Guerra Mundial atrapa a Miró y a su familia en Varengeville-sur-Mer, un pueblo de la costa de Normandía, donde el artista empieza esta secuencia de aguadas de formato relativamente modesto. El amanecer es la primera obra de la serie.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “El amanecer”  de 1940.

NOTA: Podréis ver el cuadro original de Joan Miró en cualquiera de sus muchos catálogos que recogen su obra pictorica.

“La estrella matinal” 16 de marzo de 1940.

Hacia marzo de 1940, Miró trabaja a un ritmo estable, produciendo una Constelación cada diez o catorce días y mostrando una creciente tensión entre ellas. La estrella matinal, reservada para su esposa Pilar, contiene un rostro de múltiples ojos que transmite una gran angustia. Con esta obra, Miró establece el vocabulario de símbolos que se repetirá a lo largo de toda la serie.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “La estrella matinal” realizado en el año 1940.

NOTA: Podéis ver la obra original en cualquiera de los muchos catálogos que existen en el mercado de Joan Miró.

“Mujeres circundadas por el vuelo de un pájaro” (26 de abril de 1941)

Anticipándose a la invasión de Francia por el ejército alemán, Miró regresa a España en junio de 1940, donde hacia tan solo un año que se había implantado el régimen franquista, y busca refugio en Palma de Mallorca. Allí continuará la serie de las Constelaciones, mostrando una tendencia hacia una complejidad plástica cada vez mayor.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “Mujeres circundadas por el vuelo de un pájaro” pintada por  Joan Miró en el año 1941.

NOTA: Podréis ver el original en cualquier libro de arte relacionado con la extensa obra de Joan Miró.

“El paso del pájaro divino” (12 de septiembre de 1941)

Miró pone fin a la serie de las Constelaciones con El paso del pájaro divino, ejecutada en su querida masía de Mont-Roig, a la que no había regresado desde 1936. Sus formas líricas transmiten una sensación de mayor confianza, especialmente en comparación con la ansiedad de las primeras obras de la serie. Sin embargo, el carácter idílico convive con elementos perturbadores: el “pájaro divino” dentado de la parte superior, una criatura en forma de serpiente que atraviesa el lado izquierdo de la composición y la figura central, que recuerda a los monstruosos personajes de la serie de Barcelona.

Reinterpretación hecha con pastel difuminado de la obra “El paso del pájaro divino” pintada por el artista en1941.

NOTA: Podréis ver el cuadro original de Joan Miró en cualquiera de sus muchos catálogos que recogen su maravillosa y amplia obra artistica.

“Serie Barcelona” 1944.

Aunque miró afirma no haber empezado a dibujar esta serie hasta que regreso a Mont-Roig en 1941, es probable que ya la tuviera en mente antes de abandonar Francia el año anterior. El hecho de haberse abastecido de papel litográfico para realizarla es ya un indicio. Compuesta por cincuenta litografías en negro, el conjunto describe un universo de monstruos y figuras afligidas similar al de las Constelaciones, pero a diferencia de éstas, las despoja de elementos poéticos para ceder protagonismo a los seres vivos. Con una edición limitada de cinco ejemplares y dos pruebas de artista, la serie entera pudo imprimirse en 1944 en la imprenta Miralles de Barcelona gracias al esfuerzo de Joan Prats, quien, además, se responsabilizaría de darla a conocer, ya que a partir de entonces la tuvo siempre expuesta en su casa.

Las dos imágenes de arriba son una reinterpretación hecha con pastel difuminado de dos obras de la “Serie Barcelona” datada en 1944.

NOTA: podéis ver las obras originales en cualquier catalogo de Joan Miró.

Por hoy dejamos la visita a la Fundació Miró en esta colección de obras llamadas “Serie Barcelona”.

El próximo día seguiremos con la exposición desde el punto donde la hemos dejado hoy.

Y sin nada más que comentaros, me despido de tod@s vosotr@s hasta la próxima semana.

Un saludo muy cordial  de vuestro compañero y amigo: Raúl

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *